Menu

Novena Y Coronilla A La Divina Misericordia De Jesús


Autores


Resumen del Libro

1. Confitemini Domino quoniam bonus, quoniam in saeculum misericordia eius. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia (Sal 118, 1). Así canta la Iglesia en la octava de Pascua, casi recogiendo de labios de Cristo estas palabras del Salmo, de labios de Cristo resucitado, que en el Cenáculo da el gran anuncio de la misericordia divina y confía su ministerio a los Apóstoles: Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo, a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados, a quienes se los retengáis les quedan retenidos (Jn 20, 21-23). Antes de pronunciar estas palabras, Jesús muestra sus manos y su costado, es decir, señala las heridas de la Pasión, sobre todo la herida de su corazón, fuente de la que brota la gran ola de misericordia que se derrama sobre la humanidad. De ese corazón sor Faustina Kowalska, la beata que a partir de ahora llamaremos santa, verá salir dos haces de luz que iluminan el mundo: Estos dos haces -le explicó un día Jesús mismo- representan la sangre y el agua (Diario, Librería Editrice Vaticana, p. 132).


Opciones de descarga:

DESCARGAR PDFDESCARGAR EPUB
Bajar Libro

Valora este libro:

Novena Y Coronilla A La Divina Misericordia De Jesús
Califica este libro

Comenta el libro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies