Menu

La Sombra De Otro Amor


Autores


Resumen del Libro

Edmundo Kugder —Ed para los amigos— retiró la cortina y miró hacia al exterior. No dirigió la vista hacia la suntuosa fachada de enfrente, ni siquiera hacia los grandes balcones pintados de un color crema muy tenue, ni el auto aparcado frente al regio portal. Ed Kugder lanzó una penetrante mirada hacia la terraza de la casa del procurador Peter Chandler, si bien no pensaba encontrarse con el dueño de la señorial mansión, esperaba, y acertó, hallar a su hija, la muchacha que todas las mañanas, a la misma hora salía envuelta en la bata de casa y se hundía en la hamaca cara al sol. Y allí estaba Haya Chandler como de costumbre si bien esta vez vestía pantalones cortos de un tono indefinido, camisa a cuadros y fumaba un cigarrillo, cuyas volutas subían hacia el cielo.


Opciones de descarga:


Comenta el libro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.