Menu

El Demonio De La Soledad En La Novela El General En Su Laberinto De Gabriel García Márquez


Autores


Resumen del Libro

Seminar paper del año 1999 en eltema Romanística – Español, literatura, cultura general, Nota: 0, Universität Hamburg, Idioma: Español, Resumen: La denominación „demonio es derivada del griego antiguo. La palabra griega antigua „daimon/„daimonion describe un ser divino subordinado que ocupa los grados medios y bajos en contraposición a dioses de alto rango en la jerarquía divina. Segun la religión griega antigua los „daimones fueron malos fantasmas que tomaban posesión del hombre y que provocaban enfermedades mentales y otras enfermedades. Un tal hombre estaba obsesionado con el „daimon y sólo era curado si un exorcista lograba expulsar al demonio que había tomado posesión de él. La palabra griega antigua „exorkismus describe la expulsión por la cual el demonio era forzado jurar reconocer un poder más alto. Una variedad de estados patológicos era considerada la obra de malos fantasmas. Según la religión griega antigua era posible por el exorcismo de un demonio curar enfermedades como la epilepsía, el histerismo, la perturbación mental, el sonambulismo (caminar en sueños) y el delirio acompañado por la fiebre alta. La asosiación del fatalismo, la fe en el destino, con la fe en demonios sirve para explicar un crimen grave e inconcebible. Mucho antes de que un hombre tome la decisión de cometer un crimen los demonios ya saben lo que va a pasar por anticipación porque este acontecimiento fatal ya ha sido determinado por el destino. Por eso el filósofo griego Plutarch estableció una relación entre demonios y oráculos. Se creía también que un crimen provocaba a demonios de venganza. Existía también la creencia que no podían encontrar la paz eterna las almas de los hombres que morían demasiado temprano, de los que morían a la fuerza y de los muertos que no fueran sepultados de una manera tradicional. Tales fantasmas o demonios descontentos estaban condenados a permanecer en la región terrestre. No podían …


Opciones de descarga:


Comenta el libro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies