Menu

Dones Espirituales: Igualdad De Oportunidades De Servicio Cristiano


Autores


Resumen del Libro

Los dones espirituales: ¿qué son exactamente?, ¿quién los da?, ¿cuándo se reciben?, ¿son la señal de poder espiritual?, ¿un creyente los puede pedir?, ¿se pueden desarrollar?, si se pueden desarrollar, y si los dones vienen de Dios ¿se pude hacer mejor algo que es perfecto?, dicho de otra manera, ¿se puede perfeccionar algo que es perfecto?. ¿Hay forma de descubrir los dones?, ¿qué importancia tienen en la vida de la iglesia local?. ¿Hay unos mejores que otros? Los dones espirituales fueron desde el principio de la Iglesia de Corinto una doctrina mal entendida y posiblemente en la Iglesia de Roma y Éfeso también, ya que son a las tres únicas iglesia a la que les escribe sobre el tema. Por seguro, en Corinto la situación era caótica, Pablo lo dice en estos términos: En cuanto a los dones espirituales, hermanos, quiero que entiendan bien este asunto (NVI) ,No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (RV60). Es evidente que Pablo sabe que los Corintios tenían una gran ignorancia doctrinal sobre los dones espirituales y, por lo tanto, una mala práctica de los mismos. Pablo dedica tres capítulos en su primera carta a los Corintios (12 al 14) para dejar muy claro la verdadera doctrina y la verdadera práctica de los dones espirituales. En Corintio, específicamente, trajo muchos problemas que se expresaron en la humillación de unos y la exaltación de otros, y esto se observa cuando se exaltó un don en particular por encima de los demás. Esta exaltación anti bíblica, por cierto, trajo problemas internos de desprecio hacia los dones y creyentes, y por ende, al servicio en la iglesia local. Dos tendencias negativas se observan en el capítulo 12 de 1 a los Corintios: 1) El desprecio a unos creyentes por no tener, supuestamente, dones importantes, 2) Creyentes que se negaron a servir, se auto descalificaron, porque creían que sus dones no eran lo suficientemente importantes como para practicarlos en la…


Opciones de descarga:


Comenta el libro

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies